Cosas que contar, moda de la que hablar... siempre con un toque de glamour!!!

07 marzo 2016

ALONVA

Que la moda flamenca está asistiendo a un relevo generacional es un hecho, simplemente hay que pensar en cuales han sido los desfiles "triunfadores" en los últimos Simof para verlo. Nombres como Ana Morón, Cristina García, Patricia Bazarot o Javier García son ya una realidad en este mundo de los volantes. Ellos han sabido rellenar ese hueco que nos quedaba a muchos que, reconociendo el buen hacer y la maestría de las grandes diseñadoras de siempre, reclamábamos caras nuevas que nos ofrecieran "otra cosa" por que, en este mundo de la moda flamenca, hay sitio para todos y todos pueden convivir perfectamente, como de hecho, está ocurriendo ahora.
La buena noticia es que este relevo no se va a parar aquí, las escuelas de moda están llenas de gente joven con un talento increíble y que, estoy segura, en breve nos dará mucho que hablar.

Hoy me gustaría presentaros a una de estas promesas, su nombre es Cristina Vargas, pero diseña bajo el nombre de Alonva, estudia diseño de moda en la escuela Sevilla de Moda y participó este sábado en el desfile colectivo de 1º de la pasarela Wappissima con este precioso traje, llamado Luces y sombras, que nos encantó a todos.

El traje tiene una favorecedora silueta sirena con un precioso escote trasero en forma de semirombo. El tejido principal es un crepe, ligero y fresco, blanco con lunares negros, acompañado de un tul negro en una de las mangas y en la unión trasera y un gran volante en rojo brillante, por debajo, como debe ser, metros y metros de cancán para dar el volumen que todo traje de flamenca necesita. Un traje de hechuras clásicas con toques modernos que reconozco que me ha conquistado nada mas verlo.
Como todo trabajo de diseñador, tiene una historia detrás y la de este traje se resume muy bien con su nombre, Luces y sombras, blanco y negro, la parte positiva y negativa de la vida, el ying y el yang... Un homenaje a una de las últimas colecciones de sus admirados Dolce & Gabbana, fusionado con su reciente descubrimiento del Reiki y la meditación. Según las palabras de la propia diseñadora:

 - En el estudio del YinYang saqué en conclusión; los colores blancos y negro, la asimetría en el escote que es el dibujo de la unión de las dos fuerzas y cada asimetría, como refleja el yinyang es la parte masculina y femenina, una manga es de mujer con volantes y otra es masculina, camisera de jamón con sus botones en los puños. Y el volantón rojo de abajo simboliza el amor, que sin la unión de éste no existiría el ser, es decir, ni lo bueno, ni lo malo de este mundo.

Como veis, todo tiene su sentido en este diseño, incluso los complementos, también diseñados por Alonva.
Una preciosa corona con 3 claveles, flor muy especial para la diseñadora, que simbolizan a 3 familiares que ya no están con ella pero que le han impulsado a cumplir su sueño de siempre, ser diseñadora de moda. Las perlas doradas que acompañan a los claveles representan las lágrimas de triunfo y fracaso que se lloran a lo largo de la vida.
Los pendientes son unos aros dorados con borlas de flecos rojos que le dan un toque muy flamenco.
 Si os fijais en la foto, la diseñadora lleva un vestido rojo, a juego con el volante de su diseño y en la maravillosa chaqueta de la colección Contigo de la gran Cristina García, lleva los claveles que tanto significan para ella, bordados... ¡Esta chica cuida hasta el último detalle!
Enhorabuena Cristina, gracias por compartir tu sueño con nosotros, estoy segurísima que dentro de nada te estaré dedicando un post dentro de las colecciones de Simof, por que, con esfuerzo y tesón, todo se consigue y a eso, ¡no te gana nadie!

- Si queréis poneros en contacto con la diseñadora, podéis hacerlo a través de su web http://alonvasecret.com/ o en sus redes sociales, Facebook, Twitter e Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ya que estás por aquí, márcate un taconeo con arte!